guerra a los emigrantes

El libro negro de Ceuta y Melilla

El crimen de las politicas europeas de asilo e inmigracion

Hace un año, mas de quinze personas murieron por disparos de bala, golpes o aplastamiento al intentar cruzar la unica frontera terrestre que separa el continente africano de Europa. Durante algunos dias las camaras y los medios de comunicacion enfocaron los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, a través de los cuales los emigrantes intentaban desesperadamente cruzar las barreras militarizadas levantadas por Europa para protegerse de las supuestamente amenazantes migraciones provenientes del continente africano. Las semanas que siguieron fueron marcadas por intensas represiones violentas - redadas, deportaciones al desierto, expulsiones colectivas - que se dirigian contra exiliados, demandantes de asilo politico y refugiados estuviesen instalados o tan solo de paso por el reino alahuita.

El logro de Le livre noir de Ceuta et Melilla es sacar a la luz los testimonios de las victimas anonimas tanto de los caprichos migratorios europeos como de la voluntad de Marruecos de figurar como un buen alumno de la UE. Estos exiliados, que luchan hoy por que les sean reconocidos unos derechos que les han sido sistematicamente negados en Marruecos y en el resto de paises de la zona del euro-mediterranea, han caido de nuevo en el olvido. Les promesas de un «  Plan Marshal para Africa » no han tenido ninguna repercusion en las politicas de hipotética ayuda al desarrollo. Las unicas consecuencias palpables son las nuevas estructuras de cooperacion euro-africana en materia de lucha contra las migraciones, que apuntan a un refuerzo de los muros y de los medios militares destinados a enclaustrar una Europa que pretende elegir quién si y quién no puede entrar en su territorio menospreciando asi los derechos y necesidades las poblaciones emigrantes.

Los emigrantes se ven hoy por hoy empujados a realizar viajes cada vez mas largos, y, en los ultimos tiempos, a los centenares de ellos que mueren en las aguas de camino a las Islas Canarias, se les sumannuevas victimas que nunca lograron atraversar el desierto. Los testimonios presentados en el Libro Negro ponen asi de manifiesto que los exiliados que Europa se esfuerza en rechazar cuando intentan cruzar sus fronteras, son ante todo victimas a las que deberia proteger.

No obstante, las unicas iniciativas emprendidas por los estados europeos apuntan al refuerzo de la seuridad fronteriza, principalmente maritima, y la negociacion de acuerdos de readmision para facilitar la deportacion de extranjeros en situacion irregular. La Comision Europea acaba de proponer un presupuesto de 2.152 millones de € destinados al control de fronteras para el periodo 2007-2013. Si hace un año los discursos parecian acariciar la idea que la cuestion de las migraciones entre Sur y Norte no podia reducirse a su simple dimension securitaria, estas medidas se inscriben en una continuidad de la politica europea de externalizacion del control fronterizo, y del rechazo a la libre circulacion de los ciudadanos provenientes de paises sub-desarrollados, con unos resultados que estan en el centro de las investigaciones llevadas a cabo por la red Migreurop. Estas politicas, solo pueden contribuir a la desestabilizacion de regiones enteras, puesto que tienen como resultado un incremento de la violencia y una violacion constante de los derechos fundamentales, alimentando asi las migraciones que en un principio pretendian detener.

Asociado con la jornada transacional de accion sobre las migraciones del sabado 7 de Octubre del 2006, el Libro Negro de Ceuta y Melilla, quiere contribuir a demostrar, que negandose a respetar y a tomar en consideracion los valores que ella misma se ha dado, la UE aplica, en materia de asilo y de inmigracion, una politica fatal para los emigrantes y a la larga, mortifera para las democracias europeas.

Traduccion realizada por Ovidio Soler Leonarte