Un grupo de asociaciones exige responsabilidades por las muertes ocurridas en la valla de Melilla

Un grupo de asociaciones exige responsabilidades por las muertes ocurridas en la valla de Melilla

Un grupo de organizaciones se han unido para denunciar "la trágica muerte de al menos dos personas en la valla de Melilla" el pasado lunes y exigen "responsabilidades" y una investigación exhaustiva de la muerte de estos inmigrantes cuando intentaban pasar a territorio español.

Las asociaciones Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), APDH-Melilla , Prodein (Melilla), Intercultura (Melilla), Comisión Islámica (Melilla), Association Rifs des Droits Humains (Nador) y la Federación Andalucía Acoge se han solidarizado con las víctimas y los heridos y con tantas personas que intentan emigrar y se les impide hacerlo de forma legal, forzándolas a hacerlo de forma irregular y llevándoles con ello muchas veces a la muerte, como ha ocurrido con los 21 cadáveres recuperados en las costas de El Aaiún en el Sahara.

En un comunicado han asegurado que se ha entrevistado con el equipo del Defensor del pueblo para exigirle su actuación, se han dirigido a los grupos políticos y han presentado denuncias ante el Fiscal del Estado para su actuación y hasta el momento los resultados han sido nulos, "porque pese a las más que evidentes violaciones de derechos humanos y legislación internacional, los sucesos de octubre y noviembre del año pasado han quedado impunes".

"La promesa de realizar una investigación exhaustiva realizada por el presidente español y el primer ministro marroquí en la cumbre de Sevilla el pasado 29 de septiembre, ha quedado en mera retórica", explican las asociaciones, que temen que también ocurra así en este caso.
Estas organizaciones tienen prevista una entrevista para septiembre con el Fiscal General del Estado para urgirle su actuación en todos estos crímenes.

El comunicado denuncia que "las vallas, incluso con sirga añadida, están concebidas para herir y matar. Son vallas inhumanas y crueles. Creemos que ningún control de fronteras legitima el desprecio y la violación de los derechos humanos, como viene sucediendo en el entorno de las ciudades de Ceuta y Melilla".

El portavoz de SOS Racismo Madrid, Diego Lorente, hace dos días se unía a esta denuncia acusando al Gobierno de ser el "responsable" de esta muertes "por haber creado una trampa mortal". SOS Racismo considera esas instalaciones una "barbaridad" para frenar "a personas que sólo quieren salir adelante y que, además, están acosadas por el Gobierno marroquí y se ven deseperados a saltar" la valla.

Pasividad y complicidad

Las organizaciones también han explicado "el triste papel de gendarme de la UE" que viene desempeñando Marruecos, tanto para los inmigrantes subsaharianos en tránsito como para sus propios ciudadanos. Marruecos, con más celo que nunca al servicio de la impermeabilización de fronteras no duda en emplear fuego real de forma cotidiana contra los inmigrantes, ante la pasividad y la complicidad del gobierno español y de la UE, provocando los dramáticos resultados que hoy denuncian estas asociaciones.

Source : El Mundo