Todos los partidos piden que se exija a Marruecos respeto pleno a los inmigrantes

Todos los partidos piden que se exija a Marruecos respeto pleno a los inmigrantes

Interior asegura que el subsahariano muerto en la verja de Melilla el 3 de julio no fue tiroteado por la Guardia Civil y apunta a las fuerzas marroquíes Todos los partidos, a excepción del PSOE, reclamaron ayer al Gobierno que exija con toda firmeza a las autoridades marroquíes respeto a los derechos humanos de los inmigrantes subsaharianos.

La petición se hizo en la Comisión de Interior del Congreso, donde el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, compareció para dar cuenta de los detalles que rodearon el último intento de asalto a la valla de Melilla, el pasado 3 de julio, en el que murió un inmigrante y otro resultó herido, según todos los indicios, por disparos de arma larga realizados por las fuerzas de seguridad de Marruecos.

Para IU - ICV, los métodos empleados por el país vecino para intentar frenar la inmigración ilegal son simplemente « inaceptables », en tanto que para el PNV resultan « intolerables ». En opinión de CiU, habría que elevar el tono de las reclamaciones de responsabilidad a Marruecos e incluso condicionar las ayudas que se dan al reino alauita para control de fronteras, desde España y desde la UE, a un compromiso estricto de respeto a los Derechos Humanos. El PP, por su parte, se pregunta cuáles son las quejas y reclamaciones que se han presentado ante un país con el que el actual Gobierno « presume de mantener excelentes relaciones ».

Sólo el PSOE, intentando proteger al secretario de Estado ante cualquier crítica, advirtió de que España no puede entrometerse en la soberanía de otro país y alabó la colaboración que presta Rabat para frenar la inmigración irregular.

Sin embargo, y pese a estos elogios a la colaboración del país vecino, el secretario de Estado hizo un repaso de los hechos acontecidos en la madrugada del 3 de julio que apuntan directamente a la responsabilidad de los efectivos marroquíes en la muerte de un inmigrante y en las graves heridas que sufrió otro.

La investigación, en manos del Juzgado de Instrucción número 3 de Melilla, se encuentra sometida al secreto de sumario. No obstante, el Ministerio del Interior, con los datos recabados por la dirección general de la Guardia Civil, la Delegación del Gobierno en Melilla y la Dirección General de Infrestructuras y Material de Seguridad del Estado, está en disposición de asegurar, como ayer señaló « con toda rotundidad » Camacho, que la Guardia Civil « no efectuó los disparos que causaron la muerte a un inmigrante, hallado en territorio español, y heridas graves a otro », y también que « la sirga no fue la causa determinante de las graves heridas del inmigrante hospitalizado ».

Según los datos del secretario de Estado, las heridas que presentaban los dos subsaharianos, así como los restos metálicos encontrados en las mismas, indican que los disparos procedían de territorio marroquí y fueron realizados con arma larga.

Camacho aseguró también que las heridas no fueron provocadas por la sirga tridimensional que rodea el perímetro de Melilla porque el sistema fue proyectado para reducir al mínimo los posibles daños. La mayoría de los grupos, sin embargo, considera que la sirga es un instrumento « peligroso », « diabólico » e incluso « letal ».

El secretario de Estado ofreció además datos para ilustrar la eficacia de la política inmigratoria del Gobierno. Así, aseguró que en el primer semestre de 2006 el acceso de ilegales a Melilla ha descendido un 60% respecto al mismo periodo de 2005. También afirmó que, desde comienzos de año, se ha repatriado a un total de 2.432 inmigrantes, se han desarticulado 328 redes de traficantes y se ha detenido a un total de 1.200 personas involucradas en las mismas.

Source : El Mundo