REDADAS EN MARRUECOS CONTRA LOS MIGRANTES SUBSAHARIANOS

El principio del año 2008 sigue siendo muy difícil para los migrantes
subsaharianos en Marruecos. Tras las redadas de mediados de enero,
producidas poco antes de la reunión de los Ministros de Asuntos
Exteriores de los Países del Mediterráneo en el marco del diálogo 5+5 en
presencia del Comisario europeo responsable de las Relaciones exteriores
y de la política de vecindad, otras fueron sucediendo desde el 25 de
enero, constatando un recrudecimiento durante la semana del 2 al 9 de
febrero.

Según la información dada por distintas asociaciones, el 25 de enero de
2008, una veintena de personas fueron interpeladas en Rabat (barrio J3)
de las cuales algunas en un cybercafé. La mitad eran refugiados y/o
solicitantes de asilo y pudieron ser liberados hacia las 23h después de
la intervención del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Refugiados de Rabat (ACNUR). Los otros 10 fueron devueltos.

El 26 de enero, se señalan otras detenciones en el barrio de Hay Nahda
en Rabat.

Gracias a un comunicado del Colectivo de los Refugiados en Marruecos del
1 de febrero, nos enteramos de que el 28 de enero tuvieron lugar
detenciones de Subsaharianos en el barrio Hay Mohammedi de Casablanca,
durante las cuales, en particular un nacional nigeriano, solicitante de
asilo y poseedor del certificado de su demanda, fue detenido.

Martes 5 y miércoles 6 de febrero, varias asociaciones (entre las cuales
R.S.F. Marruecos y ARCOM) denunciaban las detenciones masivas de
nacionales subsaharianos (87 según las observaciones de los militantes
para el 5 de febrero), esta vez en los barrios Hay Nahda I y Yacoub EL
Mansour de Rabat.
Algunos refugiados llegaron a convencer a los policías de no llevárselos
mostrando sus certificados pero, según la información otorgada por los
militantes, fueron 17 refugiados y solicitantes de asilo. Sólo 24 horas
después de estas detenciones (en particular, del 5 de febrero), los
representantes del ACNUR en Marruecos habrían conseguido obtener la
liberación de 16 de estos refugiados y solicitantes de asilo. Resultará
a continuación que al menos tres solicitantes de asilo registrados y dos
solicitantes de asilo en espera de su registro, detenidos el 5 de
febrero, fueron efectivamente devueltos.

Según un artículo de prensa publicado en el Diario de lengua árabe
ALMASSAE del miércoles 6 de febrero "las fuerzas de seguridad de la
capital de Rabat llevan una gran campaña contra los migrantes africanos
infiltrados en el territorio marroquí a través de varios puntos en las
fronteras, en el marco de la agravación de los problemas sociales
causados por estos migrantes y el recrudecimiento de las denuncias de
ciudadanos contra las redes del crimen organizado y de timo a la manera
africana."

"Fuentes securitarias afirmaron que" la guerra "de Marruecos contra los
migrantes Africanos superó la fase de las campañas organizadas, y tomó
un ritmo diario a raíz del aumento de la media de los migrantes de
nacionalidades Africanas instalados en Marruecos y el recrudecimiento
del grado de problemas vinculados a su presencia". Eso indica bien la
atmósfera xenófoba que se instaura respecto a los Subsaharianos en
Marruecos en una indiferencia casi total...

Estas nuevas redadas se distinguen de las anteriores por los métodos
empleados por la policía marroquí : por una parte, son policías vestidos
de paisanos que proceden a tales operaciones. No se trata ya, como era
el caso antes, de detenciones masivas, sino de controles orientados a
grupos de personas, en los barrios donde residen, y el color de la piel
siendo el "criterio" principal para proceder a tales controles.
Se trata totalmente pues de controles "según las facciones" de los
cuales solamente escapan las mujeres y los niños. Después, son llevados
a comisaría, donde se hace la "selección" : los poseedores de papeles o
de un certificado de presentación de solicitud de asilo en principio son
liberados pero no sin dificultades ya que, para algunos, a pesar de todo
es necesario la intervención del ACNUR y otros no consiguen pasar entre
las mallas de la red.

Se encierra a las personas en lugares no localizables por teléfono con
el fin de evitar que comuniquen con el exterior y después son devueltas,
como es la práctica en estos casos, hacia Oujda, en la frontera
marroquí-argelina.
Desgraciadamente se conoce bien su situación en esta ciudad. Como había
pasado en diciembre de 2006, Oujda conoce una saturación : llegadas
masivas, agotamiento de las capacidades de los militantes allí para
proporcionar comidas y mantas.
Hace mucho frío en Oujda actualmente (temperaturas próximas a 0°) y los
devueltos que vuelven de nuevo unos tras otros de la frontera duermen
afuera, sin refugio ni mantas (al menos para más de 300 de ellos).

He aquí el último comunicado de prensa de la asociación ARCOM.

ARCOM desea informar a la opinión que en la operación de redada de ayer
martes 05/02/2008 hubo alrededor de 87 personas detenidas incluidos 17
refugiados y solicitantes de asilo.
ARCOM planteó el asunto a la oficina del ACNUR hacia las 21 horas y este
último fue desinformado por la policía como que no había personas bajo
la protección del ACNUR entre los detenidos.

Ahora bien, ARCOM estaba en contacto directo con los refugiados y los
solicitantes de asilo que estaban detenidos en la comisaría central de
la policía de Rabat.
Después de una comunicación con el ACNUR al cual hemos entregado el
número de teléfono de un solicitante de asilo que estaba en la comisaría
que el ACNUR revelaría que tenía personas detenidas bajo su protección y
que llevó los trámites a cabo que han conseguido la liberación de 16
refugiados y solicitantes de asilo a las 00h30.

Un solicitante de asilo cuyo documento acababa de expirar fue devuelto
en el convoy de 70 otros migrantes alrededor de la medianoche.

La ARCOM que acaba de leer el artículo publicado en el Diario de lengua
árabe que confirma la incriminalización de los migrantes y refugiados
del África subsahariana deplora esta actitud xenófoba y racista por
parte de las autoridades marroquíes y de la prensa marroquí.

La ARCOM condena este acto de no respecto a la dignidad, a los derechos
y a las libertades fundamentales de los migrantes AFRICANOS en África.

Nosotros reclamamos la libre circulación para todos y en todas partes.

Seguiremos nuestra lucha por la defensa de los refugiados, solicitantes
de asilo y migrantes, el respeto de la ley nacional sobre este tema, en
particular, la ley 02 - 03 de la cual pedimos el respeto por parte de
las autoridades marroquíes.