Nota de prensa APDHA

Más de 29 personas muertas tras pinchar la Marina Marroquí una lancha en la que intentaban alcanzar las costas españolas.

La APDHA manifiesta su más profunda indignación y condena
y reclama al Gobierno Español solicite una investigación
sobre la actuación de la Marina de Marruecos.

Una vez más los testimonios de los supervivientes dan cuenta de cómo en la lucha contra la inmigración llamada clandestina en Marruecos todos los medios parecen justificados. La madrugada del pasado 28 de abril una lancha neumática partió de la zona de Alhucemas con 70 inmigrantes a bordo camino a España. Interceptados por la Marina Marroquí, la forma de detenerlos fue pinchar la lancha. Posiblemente el número real de muertos nunca se llegue a saber, pero son más de la treintena, entre ellos al menos cuatro niños y dos mujeres.

La expulsión de todos los supervivientes de forma inmediata a la frontera con Argelia, procedimiento cotidiano de los militares y cuerpos civiles de seguridad marroquíes, constituye en sí un atropello más a los inmigrantes, pues son abandonados allí desprovistos de todo, encontrándose entre dos fuegos, los de las fuerzas marroquíes que les amenazan para que se adentren en Argelia, y los de las fuerzas argelinas que les impiden la entrada (esta frontera está oficialmente cerrada desde 1995). Los inmigrantes se encuentran muchas veces entre dos fuegos cruzados, viviendo el terror y sin saber a donde ir.

La falta total de respeto a la vida humana que constata esta nueva acción represiva contra PERSONAS en migración, condenadas a una sedentarización aleatoria y cruel en un país que vulnera cada día sus derechos fundamentales en nombre de la protección de las fronteras europeas, provoca nuestra más profunda indignación y repulsa.

Queremos manifestar nuestra solidaridad con las víctimas de este hecho aberrante y sus familias, así como señalar responsabilidades :

• Sobre las fuerzas militares marroquíes recae la responsabilidad directa de este acto delictivo. De la brutalidad e impunidad en la represión de los cuerpos de seguridad marroquíes, militares y civiles, dan fe innumerables testimonios de inmigrantes en tránsito en Marruecos.

• El Gobierno Español, al poner en primer plano el control de la inmigración llamada clandestina al precio que sea, subcontrata la represión con países vecinos a quienes chantajea con la cooperación al desarrollo, es también responsable de hechos como éste que son consecuencia de las políticas desarrolladas.

• La Unión Europea tiene así mismo el mismo nivel de responsabilidad que Marruecos en tanta muerte provocada, aunque sea de un modo indirecto, pues con su política de externalización de fronteras subcontrata la represión a los inmigrantes con los países fronterizos como Marruecos, sin importarle los medios ni condicionar la cuantiosa donación económica para el control de fronteras que éstos perciben a ningún acuerdo sobre respeto a los derechos humanos.

Este ignominioso hecho no debe quedar impune. Por ello exigimos al Gobierno de España que solicite mediante los mecanismos pertinentes una investigación sobre la actuación de la Marina de Marruecos. El no pronunciamiento del Gobierno Español sobre este grave asunto no podríamos entenderlo más que como dejación y consentimiento.

Andalucía, 8 de mayo de 2008.