LAMPEDUSA (Italia) : Europa no debe temer a la democracia en el Norte de África

Varios miles de personas, la mayoría tunecinos, han llegado en los últimos días en barco a la isla de Lampedusa.

Blandiento el argumento de la invasión y la amenaza terrorista, Italia, quien ha declarado el estado de urgencia humanitaria, reclama la intervención inmediata de una misión de la agencia Frontex para patrullar a lo largo de las costas de Túnez e interceptar las embarcaciones de migrantes. Ha exigido que se incluya en el orden del día de la próxima reunión de ministros europeos de Interior la cuestión de “la crisis en los países de África del Norte y sus consecuencias sobre la inmigración y la seguridad de Europa”, y el ministro del Interior anunció que se reunirá próximamente con su homólogo tunecino para discutir el tema de las repatriaciones.

La red Migreurop se pregunta por las razones que han permitido el paso, en pocos días, de varios barcos de migrantes en esta zona del Mediterráneo, que estaba "bloqueada" desde hace varios meses tras un acuerdo de cooperación entre Italia, Libia y Túnez, para el control de las fronteras marítimas. ¿Quién tiene interés en plantear la amenaza de desorden ?

Migreurop demanda :

- a las autoridades italianas, acoger y proteger a los migrantes que han llegado a Lampedusa y, para hacer frente a la situación, permitir el acceso de asociaciones independientes que pueden apoyarles e informarles acerca de sus derechos ;

- a las autoridades tunecinas, rechazar el papel de subcontratistas de los controles migratorios, practicado durante años por el régimen que les ha precedido, negándose a concluir acuerdos de readmisión con Italia para permitir la deportación de sus ciudadanos ;

- a la Unión Europea, no hacer nada que fragilice la democracia de Túnez y, en general, las aspiraciones de la población del norte de África contra los regímenes autoritarios, de lo que se han felicitado las diplomacias occidentales. Lejos de tener miedo y provocar comportamientos de rechazo, estas aspiraciones deben ser una oportunidad para plantear un nuevo modo de las relaciones entre Europa y sus vecinos del sur.

En lugar de patrullas de Frontex y acuerdos de readmisión, es la supresión de los controles de inmigración lo que debe celebrar el aliento de libertad que llega de Túnez y de Egipto.

Contacto prensa :

contact@migreurop.org

+33 (0)1 53 27 87 81