Llamamiento a una evacuación humanitaria de los 250 refugiados eritreos, etíopes y somalíes bloqueados en Bengasi

La red Migreurop está en contacto con un grupo de 250 eritreos, somalíes y etíopes que se encuentran actualmente bloqueados en Bengasi, Libia.
Lanzan un grito de alarma denunciando la situación de peligro en que se encuentran.

Frente a la protección que reclaman, la única propuesta que se les ofrece es la de ser trasladados en autobús a Egipto, organizado por la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), propuesta que rechazan por no ajustarse a sus necesidades de protección. Quisieran poder reunirse con representantes de ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados).

Entre ellos, hay exiliados que han pasado meses e incluso años en las cárceles de Libia. Otros han sido enviados repetidamente a Libia, por parte de las autoridades de ese país o de Italia, al rechazar sus intentos de cruzar a Italia por mar. Algunos tienen documentación con las demandas de asilo registradas por ACNUR durante su estancia en el campo de confinamiento de Misurata.

La mayoría no tienen documento de identidad : les fue confiscado por las empresas para las que trabajaban, práctica habitual en Libia.
Fatigados por los largos períodos de detención a que fueron sometidos en condiciones a menudo infrahumanas, aterrorizados ante la idea de permanecer en Libia o de ser enviados a Egipto, donde temen que su solicitud de protección internacional no sea tenida en cuenta, solicitan ser atendidos por las autoridades europeas.

El 8 de marzo, 58 refugiados eritreos del conjunto de dos mil refugiados que se encuentran en Trípoli han sido acogidos en Italia en una operación de evacuación coordinada por la Embajada de Italia en Trípoli, el Consejo Italiano para los Refugiados y las autoridades católicas de la capital libia. La red Migreurop se une a la petición de las asociaciones italianas [1] para exigir que el resto de refugiados eritreos en Trípoli sean también trasladados. Y reclama también que los refugiados bloqueados en otras ciudades libias, y en particular, los 250 que piden ayuda en Bengasi, sean trasladados urgentemente a un estado miembro de la UE donde puedan ser examinadas sus solicitudes de asilo.

La situación de los refugiados en Libia es consecuencia, en gran medida, de los acuerdos establecidos en el pasado entre este país, tristemente famoso por su maltrato a extranjeros y refugiados, y la Unión Europea así como con algunos Estados miembros, Italia en particular.

Sin reacción por parte de las altas instancias de la UE, Italia ha concluido varios acuerdos bilaterales con Libia sobre cuestiones migratorias, y ha practicado expulsiones contrarias al derecho internacional en 2009 y 2010.

Desde hace varios meses, la Comisión europea estaba negociando con Libia para obtener una colaboración activa del régimen de Gadafi en la externalización de controles migratorios. Nadie podía ignorar que el precio de estos tratos sería muy costoso para migrantes y refugiados. La Unión Europea y los Estados miembros, que han jugado a aprendices de brujo adulando a un régimen dictatorial que hoy rechazan, han de asumir sus responsabilidades acogiendo a los refugiados que se encuentran en peligro en Libia

CONTACTOS :

+33(0)1353278781

contact@migreurop.org