En los confines de Europa : la externalizacion de los controles migratorios

Informe Migreurop 2010-2011

En esta tercera edición de su informe anual, la red Migreurop prosigue su evaluación crítica de la externalización de las políticas migratorias practicada por los gobiernos de la Unión Europea y de sus efectos
en las poblaciones. Si bien este proceso comporta aspectos muy diversos, que van desde la concesión restrictiva de visados hasta operaciones de la agencia Frontex, pasando por los acuerdos de readmisión, este informe, redactado a partir de investigaciones originales, está dedicado al estudio de dos aspectos bastante
desconocidos de la subcontratación de los controles migratorios a las puertas de Europa e incluso más allá.

En una primera parte, ampliando las investigaciones desarrolladas anteriormente en Turquía, se interesa más en particular por la frontera oriental de este país con Irán, en una región marcada por numerosas
llegadas de emigrantes provenientes de los países vecinos, pero también del resto de Asia y de África.

En búsqueda de protección o de paz civil, la mayoría de estos hombres, mujeres y niños son expuestos a tratos inhumanos tanto por parte de los traficantes como de las autoridades turcas, que les detienen y los meten en celdas. Las personas que no son reenviadas a Irán son asignadas a residencia en Van –ciudad próxima de la frontera- y deben enfrentarse a un sistema de asilo temporal, pero de hecho interminable, muy humillante y fuente de múltiples formas de opresión, especialmente para las mujeres. En previsión de la adhesión de Turquía a la Unión, las autoridades europeas piden al gobierno de este país que mejoren las condiciones de existencia de estos exiliados, construyendo centros de acogida y de retención, los
cuales se asemejan, pese a todo, a lugares de confinamiento y de privación de libertad.

La segunda parte, dividida en cuatro capítulos, muestra las diversas facetas del trato reservado a los polizones
a bordo de buques de la marina mercante y en los puertos marítimos de salida y de llegada, a partir de observaciones y entrevistas en una veintena de ciudades portuarias a lo largo de Europa. De la
prevención a la captura y al encierro, después a la expulsión, el régimen aplicado a estos pasajeros permanece discreto, opaco y poco respetuoso de los derechos humanos. La aplicación de nuevos planes de seguridad cada vez más represivos y sofisticados se traduce por una transferencia de la responsabilidad de los Estados a sociedades privadas, tanto para los controles en tierra o mar como para hacerse cargo de los pasajeros interceptados. Por diversos medios, no siempre legales, bajo la amenaza financiera de aseguradoras todopoderosas, el objetivo es impedir en origen la salida de estos migrantes, o en su defecto crear para los diferentes actores (armadores, marineros, autoridades portuarias) la obligación de reenviarlos bien a su país de origen, bien a los puertos de los que provienen. El informe muestra así otro aspecto del confinamiento de extranjeros en lugares difícilmente accesibles, en los buques y en los puertos, espacios estos últimos sustraídos a la mirada del público, viniendo de alguna manera a completar la cartografía que Migreurop propone de los campos de extranjeros en Europa y en los países mediterráneos.

Octubre 2011

Migreurop, "En los confines de Europa : LA EXTERNALIZACIÓN DE LOS CONTROLES MIGRATORIOS", Informe 2010-2011, 126 pàgines.


Documents

Informe-Migreurop-20102011

(PDF – 3.4 Mo)