Communicado conjunta

Denegado el derecho a la información de la sociedad civil y de la prensa en los centros de internamiento

17 de abril de 2012

En el marco de la campaña inter-asociativa « Open Access : ¡Abrid las puertas ! ¡Tenemos derecho a saber !" [1] las redes Migreurop, Alternatives Européennes y Periodistas Sin Fronteras han solicitado visitar a los centros de internamiento de migrantes del 26 de marzo al 26 de abril 2012. A fin de levantar acta sobre el acceso de la sociedad civil y de los medios de comunicación a los centros de internamiento de extranjeros, numerosos periodistas, asociaciones y colectivos de ciudadanos han solicitado visitar los centros de internamiento de su región.

Las primeras respuestas de las autoridades competentes constatan la existencia de números rechazos que se van acumulando. La constatación es abrumadora :

En Francia, el acceso a los centros de retención administrativa (CRA) de Mesnil-Amelot, Palaiseau, Rennes, Vincennes, Toulouse-Cornebarrieu y Estrasburgo así como la zona de espera de Toissy ha sido sistemáticamente rechazado a los periodistas incluso a pesar de que estos últimos acompañaban a un parlamentario (diputados y senadores gozan de un derecho de acceso incondicional). En otros CRA (como Cergy) las solicitudes han quedado sin respuesta. En Bélgica, las autoridades competentes belgas han rechazado la petición presentada por la Liga de Derechos Humanos para visitar el centro cerrado de Brujas con 5 periodistas. En Italia, la petición de visita hecha por varios actores locales para visitar el campo de internamiento de extranjeros (CIE) de Milán ha sido rechazada, así como la de los abogados defensores de los detenidos acusados de ser el origen de las revueltas que estallaron en enero [2]. En España, es el silencio. No hay respuesta.

Además de no autorizar a los miembros de la sociedad civil a acceder a los centros de detención de extranjeros, las autoridades rara vez exponen los motivos de este rechazo. Para rechazar el acceso de los periodistas, los responsables del centro cerrado de Brujas se han referido al artículo 40 de la orden real de 2 de agosto de 2002 según el cual « los residentes no pueden ser expuestos a la curiosidad del público ». En consecuencia, si los detenidos están de acuerdo, los periodistas deberían poder entrevistarse con ellos. En otros CRA como el de Palaiseau son el « período electoral » y « el deber de reserva » los pretextos que han hecho imposible la visita. Y es el « riesgo de revuelta » el que ha justificado el rechazo a la autorizaciónn de visita para el CIE de Milán via Corelli. En el resto los rechazos no han sido motivados. Tan solo se ha indicado que « no se puede atender a su petición ».

Invisibles, inaccesibles, impenetrables ¿cómo explicar este empecinamiento en hacer que estos lugares no existan ? ¿Qué se nos intenta ocultar ? En marzo de 2012, un detenido ha prendido fuego a su habitación y ha intentado suicidarse en el CRA de Palaiseau [3]. Mientras las tensiones y los dramas se multiplican, las condiciones de acceso disminuyen. Esta opacidad, propicia para derivas y violaciones de los derechos de los detenidos, constituye una violación notoria del derecho a la información.

Contemplado el derecho europeo, ha de cuestionarse la legalidad de estos rechazos. El acceso a la información es un derecho inalienable de los ciudadanos europeos proclamado por el conjunto de instituciones europeas. El artículo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales menciona “la libertad de recibir o de comunicar informaciones o ideas sin injerencia de las autoridades públicas”. Estos principios han de ser respetados.

Los campos de encierro de extranjeros son lugares donde se producen múltiples violaciones a los derechos humanos [4]. A fin de dar a conocer la realidad de las condiciones de detención de extranjeros en estos campos, exigimos un acceso abierto de estos lugares de encierro a la sociedad civil y a la prensa. Tenemos derecho a saber lo que pasa ahí.

Relación con los medios : openaccess@euroalter.com - laure.blondel@anafe.org 01 43 67 27 52

Organizaciones firmantes :
Alternatives Européennes
Migreurop
Reporters Sans Frontières (RSF)

Periodistas que lo firman :
Camille Polloni (Les Inrockuptibles),
Carine Fouteau (Mediapart),
Claire Pêcheux (Blog Amnesty - Belgique),
Isabelle Romero (Radio France Internationale - Accents d’Europe),
Marie Barbier (L’Humanité),
Anja VOGEL (Radio France),
Clarisse Lucas, François Lepage


Portfolio