Lampedusa : Europa asesina

Lampedusa : Europa asesina

El nuevo naufragio en el que han muerto o desaparecido, muy cerca de la isla de Lampedusa, al menos 300 personas de entre los 500 pasajeros de una embarcación proveniente de Libia, no se debe a la fatalidad. En 2010, en el mismo lugar, dos naufragios simultáneos provocaron cerca de 400 víctimas. En 2009, 200 personas se ahogaron en la costa de Sicilia. Sólo en los seis primeros meses de 2011, el ACNUR estimaba en 1.500 el número de boat people que habían muerto intentando alcanzar la costa de la isla de Malta o de Italia. Desde mediados de los años 90, la guerra lanzada por Europa contra los migrantes a matado al menos 20.000 personas en el Mediterráneo.

¿La guerra ? ¿Cómo llamar de otro modo a la puesta en pié deliberada de dispositivos de control fronterizo destinados, en nombre de la lucha contra la inmigración irregular, a rechazar a quienes les expulsan de su casa la miseria y las persecuciones ? Estos dispositivos tienen por nombre Frontex, la agencia europea de fronteras, que despliega desde 2005 sus navíos, sus helicópteros, sus aviones, sus radares, sus cámaras térmicas y pronto sus drones desde el estrecho de Gibraltar hasta las islas griegas para proteger Europa de “indeseables”. O incluso Eurosur, un sistema coordinado de vigilancia que, desde 2011, utiliza tecnología puntera para militarizar las fronteras exteriores de la Unión Europea a fin de limitar el número de inmigrantes irregulares que penetran en ella. ¿Cómo llamar de otro modo la colaboración impuesta por Europa a los países de tránsito de migrantes –Libia, Argelia, Túnez, Marruecos- a fin de que jueguen el papel de guarda-chusma y les disuadan de tomar la ruta del norte, a costa de redadas, detenciones, malos tratos, secuestros ?

Más espectacular que de costumbre por su amplitud, el nuevo naufragio de Lampedusa no ha dejado de suscitar las lágrimas de cocodrilo ritualmente derramadas por los mismos que son responsables de ello. A la jornada de duelo nacional decretada por Italia –país cuyos gobernantes, de derecha y de izquierda, nunca han renunciado a cerrar acuerdos migratorios con sus vecinos cercanos- incluido cuando se trataba de las dictaduras de Gadafi y de Ben Alí- para poder reenviar allí los exiliados, se hacen eco las declaraciones de la comisaria europea de asuntos interiores, que llama a acelerar la puesta a punto de Eurosur, destinada según ella a vigilar mejor en el mar los barcos de refugiados. ¿Dónde se detendrá la hipocresía ? Pocos espacios marítimos están, como el Mediterráneo, dotados de una malla de observación y de vigilancia tan estrecha. ¿Si el salvamento fuera una prioridad –como exige el derecho del mar- lamentaríamos tantos naufragios entre Libia y Lampedusa ?

Ya se señala como principales responsables a los pasadores, mafias y traficantes de seres humanos, como si el siniestro negocio de quienes sacan provecho de la necesidad imperiosa que tienen algunos migrantes de franquear a cualquier precio las fronteras no hubiera sido posible y animado por las políticas que organizan su bloqueo. ¿Hay que recordar que si los sirios que huyen intentan, con peligro de sus vidas, atravesar el Mediterráneo es porque los países miembros de la UE rechazan concederles visados que les permitirían venir legalmente a pedir asilo en Europa ?
Se habla de pescadores que, habiendo visto la embarcación en peligro, habrían continuado su ruta sin socorrer a sus pasajeros, y se elevan voces para exigir que se les persiga y castigue por no asistencia a personas en peligro. ¿Se ha olvidado que en 2007, siete pescadores tunecinos acusados de haber “favorecido la entrada irregular de extranjeros en suelo italiano” fueron procesados por la justicia italiana, encarcelados y vieron secuestrado su barco porque habían socorrido a migrantes cuya embarcación estaba a punto de naufragar, le subieron a bordo y les llevaron hasta Lampedusa ?

No, el drama de Lampedusa no es fruto de la fatalidad. No se debe a pasadores voraces, ni a pescadores indiferentes. Las muertes de Lampedusa, como las de ayer y mañana, son víctimas de una Europa encerrada hasta la ceguera en una lógica securitaria, que ha renunciado a los valores que pretende defender. Una Europa asesina.

Primeros firmantes : Abderrhamane Hedhili, president of Forum tunisien pour les droits économiques et sociaux (FTDES), Tunisia ; Filippo Miraglia, Associazione Ricreativa e Culturale Italiana (Arci), Italy ; Francis Lecomte, co-president of the Fédération des Associations de Solidarité avec les Travailleur-euse-s Immigré-e-s (FASTI), France ; Geneviève Jacques, president of La Cimade, France ; Karim Lahidji, president of the International Federation of human rights leagues (FIDH), international ; Mehdi Alioua, president of the Groupe antiraciste de défense et d’accompagnement des étrangers et migrants (GADEM), Morocco ; Olivier Clochard, president of Migreurop, international ; Stéphane Maugendre, president of the Groupe d’information et de soutien des immigrés (GISTI), France – members of the coalition Boats4People.

Aboubacar Issa, coordinator of RNDD, Niger ; Ahmed El Haij, president of the Association marocaine des droits de l’homme (AMDH), Morocco ; Alain Baumelou, president of Association d’Accueil aux médecins et Personnels de Santé Réfugiés en France (APSR), France ; Alexis Deswaef, president of the Human Right League (LDH), Belgium ; Antoine Cassar, Passaport Project and Le monde n’est pas rond, Luxembourg ; Arnaud Zacharie, Secrétaire général du CNCD-11.11.11, Belgium ; Christophe Levy, secretary general of the Groupe Accueil et Solidarité (GAS), France ; David Buitrón, Asociación Ecuador-Etxea, Spain ; Driss Elkerchi, president of the Association des Travailleurs Maghrébins de France (ATMF), France ; Esteban Ibarra Blanco, president of Movimiento contra la Intolerancia Valencia (MCI), Spain ; Esther Canarias Fdez.-Cavada, co-coordinator of Iniciativas de Cooperación y Desarrollo, Spain ; Harresiak Apurtuz, coordinator of Euskadi de Apoyo a Inmigrantes, Spain ; Helmut Dietrich, Forschungsgesellschaft Flucht und Migration e.V. (FFM), Germany ; Javier Galparsoro, president of Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi (CEAR-Euskadi), Spain ; Jean-Eric Malabre, co-president of the Association nationale d’assistance aux frontières pour les étrangers (Anafé), France ; Jérôme Duval, Comité pour l’annulation de la dette du tiers monde (CADTM), international ; Julien Bayou, La Nouvelle Ecole Ecologiste, France ; Lorenzo Trucco, president of the Associazione Studi Giuridici sull’immigrazione (Asgi), Italy ; Mamadou M’Bodje, project manager of the Association de Solidarité et d’Information pour l’Accès aux Droits des étrangers (ASIAD), France ; Manuel Malheiros, president Liga-Civitas, Portugal ; Marysia Khaless, Français langue d’accueil, France ; Michala Bendixen, chairman of Refugees Welcome, Denmark ; Michel Brugière, president of the Centre Primo Levi, France ; Michel Tubiana, president of the Euro-Mediterranean Network for Human Rights (EMNHR), international ; Oscar Flores, spokesman of the Coordination contre les Rafles et les Expulsions et pour la Régularisation - Bruxelles (CRER), Belgium ; Serge Kollwelter, president of the Association européenne pour le défense des droits de l’Homme (AEDH), Europe ; Tarek Benhiba, president of the Fédération des Tunisiens pour une citoyenneté des deux rives (FTCR), France ; Vicent Maurí, spokesman of the Intersindical Valenciana, Spain ; Yves Ballard, president of Dom’Asile, France ; Association Survie, France ; Associazione culturale Askavusa, Lampedusa, Italy ; BATEGITE, Spain ; Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, “CIE’s No”, Spain ; Càritas Bizkaia, Spain ; Center for Peace Studies, Croatia ; Fédération de l’Entraide Protestante (FEP), France ; Ferrocarril Clandestino Commission "Cerremos los CIE", Spain ; Jarit, asociación Civil, Spain ; La Marmite aux Idées (Calais), France ; Mesa d’Entitats de Solidaritat amb les i els Migrants, Spain ; Mujeres en la Diversidad, Spain ; Réseau Euromed France (REF), France ...

Firmas individuales : Anna Billard ; Camille Schmoll ; Carla Uriarte ; Cristina Sanz Salamanca ; Etienne Corbaz ; Maria Teresa Pitarch Saborit ; Martina Tazzioli ; Philippe Wannesson ; Ricardo Oficialdegui Iriarte ; Sebastien Bachelet ; Virginie Baby Collin...

Photo Sara Prestianni http://www.flickr.com/photos/saraprestianni/


Documents

Version japonés

(PDF – 156.2 ko)