Migreurop Boletin #5 - Abril 2017

Externalización en todas direcciones : del acuerdo UE-Turquía a los Migration Compacts en África

El control de las fronteras exteriores del espacio Schengen se deslocaliza por medio de la subcontratación, cada vez más frecuente, confiada a países de tránsito o de salida. El bloqueo de las personas en su periplo migratorio pasa por la política de vecindad, la firma de diversos acuerdos (cooperación, ayuda al desarrollo, gestión concertada de flujos migratorios o readmisión) y de nuevos instrumentos como los Migration compacts. Las presiones sobre los Estados de África o del Medio Oriente para que promulguen leyes que repriman « la emigración ilegal » completan esta delegación de la vigilancia de las fronteras de la Unión Europea (UE).

Los mecanismos de selección de la figura hotspot (véase Migreurop Brief #4) muestran también este proceso. La UE quiere librarse de acoger a las personas exiliadas e ignora la voluntad y la capacidad de otros países para acogerlas. Abandona así a personas que huyen de guerras, dictaduras o regiones devastadas a la Turquía de Erdogan, a Níger – uno de los países más pobres del planeta –, incluso a Libia, un Estado fallido, envuelto en múltiples luchas armadas, pero identificado como principal socio de las próximas negociaciones.


Documents

Migreurop Boletin #5 externalizacion

(PDF – 1 Mo)