De «la guerra contra el virus» a la guerra contra las personas exiliadas: las respuestas securitarias al Covid-19 exacerban la violencia en las fronteras

Los hotspots griegos en los que son amontonadas las personas exiladas sin protección de sus derechos o de la pandemia ejemplifican la precarización de sus trayectorias por las políticas securitarias de los Estados. Migreurop denuncia la violencia infringida a las personas exiliadas ejercida en nombre de la «guerra contra el virus», la desigualdad de tratamiento con ellas frente a la pandemia, y exige el cierre inmediato de todos los espacios de detención para garantizar su derecho a ser protegidas.

Migreurop publica hoy un video que denuncia la existencia y el funcionamiento de los hotspots, esos espacios de filtro de las personas migrantes desplegados por la Unión Europea (UE) en Italia y Grecia en 2016. En este último país, ni las relocalizaciones hacia los Estados miembros [1] ni las devoluciones hacia Turquía en virtud de un «trueque indigno» [2] se han materializado a la altura de los compromisos y hoy en día están bloqueados. De esta forma, los hotspots han sido transformados de facto en prisiones a cielo abierto. Más de 42.000 migrantes están aparcados actualmente en 5 hotspots griegos, cuya capacidad es de 6.000 plazas. El de Moria, en la isla de Lesbos, contiene 20.000 (para 2.800 plazas). Al intolerable hacinamiento, a la falta de infraestructuras sanitarias (agua potable, duchas, lavabos) y de alimentación, al alojamiento bajo tiendas que se salda cada año por muertes por hipotermia, a los repetidos incendios, se añade hoy el Covid-19. Frente a esta pandemia, los Estados piden a su ciudadanía que tome medidas para protegerse, sobre todo por el autoconfinamiento, pero las personas migrantes no tienen ese privilegio. El 22 de marzo de 2020, las autoridades griegas anunciaron el confinamiento forzoso de las personas exiliadas en los campos en territorio griego, entre ellos los hotspots. [3]. Su hacinamiento convierte la prevención de la propagación del virus en prácticamente imposible, pese a los esfuerzos de las personas exiliadas que se auto-organizan [4]. Estas medidas les exponen a sabiendas a un grave riesgo e inminente contaminación [5].

La situación en los campos griegos es emblemática de la violencia ligada al control de las personas migrantes bajo los efectos del virus y de las políticas securitarias dirigidas a contener su propagación. Mientras que con esta finalidad los Estados europeos han limitado los movimientos de la población, tanto en el interior como hacia el exterior de la UE, hacen una amalgama de la «guerra contra el virus» con la guerra contra las personas migrantes en situación irregular que llevan a cabo desde hace años [6]. El endurecimiento de las políticas de cierre y la suspensión de procedimientos de asilo en varios países europeos exacerban aún más la precarización de las trayectorias de las personas migrantes, mientras que las razones que les empujan a huir de la violencia en cualquiera de sus formas para buscar protección no son menos imperativas.

Tratando de atravesar el Mediterráneo, las personas exiliadas no pueden contar con la presencia de ningún socorro puesto que las ONG de salvamento marítimo se han visto obligadas a cesar sus actividades tras el cierre de puertos italianos y los riesgos ligados al virus [7]. Los rechazos subcontratados a los guardacostas libios continúan abiertamente, al igual que los realizados por las autoridades griegas o chipriotas [8]. Los actos de violencia contra las personas exiliadas se multiplican igualmente a lo largo de la ruta de los Balcanes [9] y aquéllas y éstas afrontan condiciones de precariedad extremas amplificadas por el virus. Las violencias en las fronteras se han exacerbado igualmente en el interior del territorio de la UE: las autoridades francesas, por ejemplo, continúan los rechazos hacia Italia, cuando este país es actualmente uno de los epicentros de la pandemia.

El cierre de fronteras se convierte en la regla, incluso para las poblaciones más vulnerables, en tanto que las personas expertas cuestionan la eficacia de esas medidas para impedir la propagación del Covid-19 [10], y que existen respuestas alternativas. ACNUR llama a los Estados a no cerrar las rutas al asilo, sino a adoptar «test de filtro» en los cruces de fronteras [11].

En el momento de la pandemia, prima la lógica de «cada cual para sí mismo» [12]. Sin embargo, las políticas para contener la propagación del virus no pueden suspender el derecho de huida que tienen las personas exiliadas frente a la violencia en cualquiera de sus formas. Denunciamos las violencias y negación de derechos a las personas migrantes ejercidas en nombre de la «guerra contra el virus», así como su trato desigual para garantizar su acceso a los cuidados, y exigimos la extensión de esta medida en toda Europa y que se convierta en permanente [13].

Migreurop denuncia desde su creación la política de encierro de las personas exiliadas en campos formales e informales y se une hoy a los llamamientos que piden el cierre inmediato de los campos griegos superpoblados [14], así como de cualquier otro espacio de detención de las personas migrantes en Europa y en sus fronteras. Este cierre inmediato y el realojamiento de las personas exiliadas en lugares donde puedan vivir con dignidad, incluso en otros países europeos cuando sea necesario, son las condiciones para que puedan ejercer sus derechos fundamentales, entre ellos el derecho a estar protegidas del virus [15].

Hotspots, los campos de la vergüenza

Versión francesa con subtítulos en inglés

Comunicados y acciones de miembros de Migreurop relativos al Covid-19 y las personas migrantes:

Bélgica:

• Ciré : « Courrier à Maggie De Block: Mesures d’urgence en vue d’endiguer la propagation du COVID-19 aux personnes migrantes », 18 marzo 2020

• Iniciativa inter-asociativa:
- « Coronavirus: la détention des personnes migrantes en centre fermé est devenue illégale », carta abierta en el diario Le Vif, publicada el 18 marzo 2020
- « Crise à la frontière gréco-turque. Dignité et droits humains : sur les ruines des fondements de l’Union européenne », comunicado publicado el 18 marzo 2020
- «Coronavirus: permettre à tous de se confiner est la seule manière d’en sortir», carta abierta publicada en Le Soir, 1 abril 2020

España:

• Plataforma « CIEs No » : « La campaña estatal por el Cierre de los CIE exige la urgente puesta en libertad de todas las personas internadas en los CIE », comunicado del 23 marzo 2020

Francia:

• Anafé : Demande de libération des personnes maintenues dans les zones d’attente dans les aéroports, carta abierta, 20 marzo 2020.

• La Cimade :
- Coronavirus : Réorganisation des activités de La Cimade et demandes transmises au Gouvernement, comunicado, 17 marzo 2020.
- Loi d’urgence Covid-19 : La Cimade ne relâche pas ses efforts de plaidoyer, 24 marzo 2020.

• Iniciativas inter-asociativas:
- Face à la crise sanitaire, l’enfermement administratif des personnes étrangères doit immédia-tement cesser, comunicado del Observatoire de l’enfermement des étrangers, 18 marzo 2020.
- Coronavirus : Associations et avocats saisissent le Conseil d’Etat pour demander la fermeture des centres de rétention, marzo 2020.

Italia:

• ASGI : Emergenza covid-19. L’impatto sui diritti delle/dei cittadine/i straniere/i e le misure di tutela necessarie: una prima ricognizione, 22 marzo 2020.

• Initiative inter-associative : « Tavolo asilo al governo e parlamento: considerare gli stranieri », lanzamiento de la campaña Io Accolgo, marzo 2020.

Marruecos:

• Gadem : « Covid-19 : le gouvernement marocain en action mais quelles mesures pour les personnes étrangères au Maroc ? », comunicado, 21 marzo 2020.

• AMDH Maroc : « Nous demandons la protection des migrants/tes dans notre pays contre les dangers de la pandémie de Corona virus et la garantie de leurs droits fondamentaux », comunicado, 1 abril 2020.

• Iniciativa inter-asociativa : « Maroc: migrant·e·s et réfugié·e·s sont aussi vulnérables face au COVID-19 », comunicado de varias asociaciones entre ellas AMDH Maroc, publicado el 30 marzo 2020.

Suiza:

• Solidarités sans Frontières :
- « Coronavirus : des mesures de protection pour tout le monde ! », llamamiento firmado por unas sesenta organizaciones a las autoridades federales, cantonales y a todas las colectividades, publicado el 18 marzo 2020.
- « Suspension des auditions d’asile pendant une semaine : de qui se moque le SEM ? », comunicado de prensa tras la entrevista de Gattiker en Blick aparecido en marzo 2020.

• Vivre Ensemble : « La politique migratoire plus importante que la santé publique ?», artículo aparecido el 26 marzo 2020.


Documents

De « la guerra contra el virus » a la guerra contra las personas exiliadas

(PDF – 291.7 KB)