Ceuta : en 2004 plus d’immigrants arrêtés par la Guardia Civil que de 2000 à 2003

Ceuta / Diario sur

La aparición de una nueva figura en el fenómeno de la inmigración clandestina, los denominados ’motores humanos’, ha provocado que las actuaciones del Servicio Marítimo de la Guardia Civil relacionadas con el pase de ’sin papeles’ entre enero y septiembre de 2004 superen a las de los cuatro años anteriores. Según datos ofrecidos por el Gobierno en una respuesta parlamentaria a la que ha tenido acceso SUR, hasta el noveno mes del año los agentes del instituto armado realizaron en Ceuta 118 actuaciones, entre pases de inmigrantes a nado y la intervención de embarcaciones.

Entre 2000 y 2003, las intervenciones relacionadas con la inmigración clandestina se situaron en 116, es decir, dos menos que las contabilizadas este año hasta el pasado mes de septiembre. De este periodo, el que se saldó con más actuaciones fue 2000, cuando se intervinieron 76 pateras. Al año siguiente la cifra cayó hasta 20, la misma que la cosechada entre 2002 (15) y 2003 (5).

Según han constatado fuentes de la lucha contra la inmigración clandestina, « cada vez es más raro detectar en Ceuta la llegada de inmigrantes en embarcaciones ; ahora, las mafias buscan los pases a nado y cuando se intercepta una patera en las costas ceutíes lo normal es que su destino sea la Península ». Además, « las mafias han abierto nuevas rutas al contar con embarcaciones más potentes capaces de alcanzar las costas de Málaga, Granada o Almería, en la zona del Estrecho, o las de Canarias », explican las mismas fuentes. La aparición de estos nuevos trayectos para el tráfico de personas tiene en parte que ver con el Sistema Integral de Vigilancia en el Estrecho (SIVE), que el Gobierno sigue potenciando.

El SIVE en Ceuta

El Programa SIVE ya ha procedido al despliegue de siete estaciones sensoras en la provincia de Cádiz y otras tres en la de Málaga, integradas todas ellas en sus respectivos centros de mando, donde se procede a la coordinación del personal y medios disponibles, según datos ofrecidos por el Gobierno. Las unidades que prestan servicio en la costa han sido dotadas de vehículos, medios de visión nocturna y embarcaciones para hacer más efectivas sus actuaciones.

Por lo que respecta a Ceuta, en este año « se está procediendo a la implantación de una estación sensora integrada en el centro de mando », que estará ubicada en el Monte Hacho. El motivo por el que se han reforzado estas unidades no es otro que obtener « mejores resultados en la lucha contra el tráfico de personas » y de drogas.