communiqué interassociatif

Ceuta : expulsions illégales de demandeurs d’asile

Madrid, a 25 de Enero del 2005

Entidades firmantes : Amnistía Internacional, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), SOS Racismo, Afvic, ...

El pasado 28 de Diciembre, 9 personas extranjeras que habían solicitado asilo en España fueron detenidas por la Guardia Civil en las inmediaciones del Colegio San Antonio de Ceuta, en un dispositivo desmedido y sin justificación alguna. Desde entonces, a pesar de que sus solicitudes siguen en trámite, no es posible su localización en territorio español. Incluso se da la circunstancia de que entre este grupo, uno de los solicitantes declaró ser menor de edad. Únicamente, se tiene conocimiento de 5 personas que si lograron escapar del operativo de la Guardia Civil, y que presentan evidentes maltratos físicos.

Con estos hechos, se vuelve a reproducir una práctica que no es casual, sino reiterada, y así ha sido denunciada en varias ocasiones por organizaciones sociales e Instituciones internacionales, cual es la expulsión irregular de solicitantes de asilo, violándose toda la normativa española e internacional (Constitución española, Convención de Ginebra de 1951, Declaración Universal de Derechos Humanos, Convención de Naciones Unidas de Derechos del Niño, Ley de Asilo, etc...). También se vienen dando casos de extranjeros que sin ser solicitantes de asilo son expulsados al vecino Marruecos, sin que se cumplan los procedimientos y garantías que establece a este respecto la legislación de extranjería. Recordamos que en el país vecino, a diario, nos llegan noticias de violaciones de los derechos humanos de estas personas, con constantes agresiones y maltratos, que hacen inviable e ilegal su devolución.

Ante la denuncia de estos hechos, las organizaciones sociales nos hemos encontrado con un silencio cómplice de las autoridades, y una negación de esta realidad, sin que sepamos si se ha iniciado o no alguna investigación. Más aún, la respuesta ha sido criminalizar a las personas y colectivos que tratan de trabajar por los derechos humanos en Ceuta y en las localidades marroquíes más próximas, reforzando la idea de impunidad de quienes cometen irregularidades. Por ello, desde las organizaciones firmantes instamos a las autoridades competentes a la adopción de las siguientes medidas :

-  Como medida más urgente, que se nos diga donde se encuentran estas personas que fueron detenidas y en caso de que se verifique que se encuentran en Marruecos o en otro país, se garantice su retorno y sean readmitidas de inmediato

-  En cuanto a las agresiones denunciadas por quienes escaparon, que se realice una investigación a fondo sobre lo sucedido, depurándose las responsabilidades que procedan y adoptándose las medidas cautelares necesarias, evitando la impunidad.

-  De cara al futuro, que se establezcan las medidas suficientes para que este tipo de expulsiones irregulares sean erradicadas, y se garantice así el cumplimiento de la legalidad internacional y del Estado de derecho.

-  Por último, que se deje de criminalizar a quienes son testigos incómodos de estas violaciones de derechos humanos, y tratan sólo de buscar el respeto de los mismos, retirándose las acusaciones hechas y las denuncias puestas contra estas personas

Por nuestra parte, en orden a restablecer la legalidad violada, anunciamos la adopción de las siguientes medidas :

-  Apoyo a las denuncias penales que quieran interponer las personas que lograron escapar y denunciaron maltratos por parte de efectivos de la Guardia Civil

-  Apoyo total a las personas y colectivos que en ambos lados de la frontera sólo buscan que se respeten los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su origen

-  Se ha solicitado al Fiscal General del Estado y al Defensor del Pueblo, como Instituciones legitimadas para ello, la presentación de un “habeas corpus” para averiguar el paradero de las personas detenidas.

-  Se ha presentado ante los Juzgados de Ceuta un recurso contencioso administrativo de protección de los derechos fundamentales de las personas expulsadas, al haberse violado derechos tan importantes como la libertad individual o el derecho a la tutela judicial efectiva

Con todas estas medidas, esperamos lograr la reparación de la legalidad violada, y una respuesta mas cooperadora y respetuosa de las autoridades.